Se hace camino al andar

Una breve historia del SOTAP (Servicio de Orientación, Tutoría y Acompañamiento Psicopedagógico del Instituto 9-002)

Por Roxana Cabezón (Coordinadora del Proyecto SOTAP – Profesora en Ciencias Psicopedagógicas – Especialista en Terapia Familiar Sistémica, especializada en Mediación Familiar y Escolar).

Diseño e imagen: Prof. Marisa Sánchez.

Hace tiempo que vengo pensando en la necesidad de dejar plasmada la historia de SOTAP. Esto se fue construyendo a partir de las distintas necesidades institucionales que fueron apareciendo y la búsqueda de posibles soluciones.

A partir de mi gestión como Coordinadora del Profesorado de Educación Inicial, surge un acercamiento a las distintas problemáticas que aparecían en nuestros ingresantes, alumnos, residentes y docentes involucrados en los distintos procesos.

Desde mi formación académica, la prevención siempre ha ocupado un lugar central, como docente y psicopedagoga. Ahí surge la idea de elaborar un proyecto de entrenamiento de las habilidades sociales. Sus destinatarios son las alumnas de los primeros años del Profesorado de Educación Inicial. Para ello se firma un Convenio de Cooperación en el Conicet, que suma al proyecto a la Dra. Mirta Ison, investigadora y especialista en el tema, y colaboran alumnos de la Universidad del Aconcagua en el procesamiento de la información. Esta propuesta fue un primer paso que permitió trabajar en forma sistemática la educación de las emociones, especialmente las habilidades sociales necesarias para la formación docente.

En el año 2009, a pedido de la Sra. Regente, la Profesora Estela Elia, conformamos un grupo inicial de profesoras de la institución y elaboramos el proyecto SOTAP. Era el inicio del camino.

El objetivo general del proyecto implica un proceso de ayuda dirigido a todos los alumnos de los distintos profesorados con el objeto de potenciar el desarrollo de su personalidad en diferentes aspectos. Entre ellos podemos mencionar: estrategias de aprendizaje, atención a la diversidad, prevención y desarrollo humano. Incluye a los protagonistas del proceso enseñanza-aprendizaje: alumnos, docentes, coordinadores, directivos, administrativos y otros incluidos en dicho proceso.

Inicialmente el Servicio estaba integrado por Psicopedagogos, Psicólogos y Profesores en Ciencias de Educación.

Se pensó en la elaboración de dispositivos que permitieran sistematizar la información de alumnos y profesores que se acercaban al Servicio: Formulario 001: Solicitud de alumnos y Formulario 002: Solicitud de Profesores, donde se consigna el motivo de derivación.

El abordaje se realiza de forma individual y grupal, esto es en relación al motivo de consulta.

El trabajo realizado en estos ocho años ha sido muy intenso y ha tenido numerosos obstáculos, entre ellos la necesidad de un lugar físico, la difusión del proyecto, la necesidad de mayor cantidad de profesionales, etc.

Crear una conciencia institucional en donde todos los miembros de la comunidad Educativa somos parte importante del proyecto ha sido uno de los mayores desafíos.

Se trató de detectar las necesidades de nuestros alumnos y a partir de ellos elaborar distintos talleres. Entre dichos talleres podemos mencionar:

  • Resiliencia y Estrategias de estudio.
  • Aprendamos a pensar como gente del futuro.
  • Violencia de Género.
  • Modificabilidad cognitiva para el mejoramiento académico.
  • Talleres de Ambientación para nuestros ingresantes.
  • Cómo enfrentar los miedos en el Nivel Superior.

refrán 2

  •  Los Nuevos Desafíos Institucionales:

En este tiempo y a través de los distintos talleres que se han realizado hemos detectado, tanto en alumnos como en docentes, la necesidad imperiosa de comunicarse de manera asertiva. Para ello se ha pensado trabajar en forma sistemática “la educación emocional”, incluyendo a todos los participantes de la institución (Equipo de Gestión, coordinadores, profesores, secretarias, bedeles, celadores y alumnos). Este aprendizaje ayudaría no solo a mejorar los vínculos sino también a optimizar el rendimiento académico partiendo de la idea de que “cada uno tiene algo para dar”.

Desde el ingreso a la institución hasta nuestras residencias profesionales hay un largo camino con obstáculos que pueden ser vistos como “posibilidades” si desde este nuevo paradigma somos capaces de superar nuestras propias limitaciones.

  • Cambios en el camino, seguimos creciendo:

Desde el 2016, el Servicio fue incluido dentro del Consejo Académico. Esto ha permitido una participación activa en la toma de decisiones; todos los integrantes del Consejo pueden aportar una mirada más ajustada y contextualizada, cada uno desde su rol y tratando de generar alternativas diferentes.

A partir de Julio del 2017, un sueño se hace realidad. En Reunión de Consejo Directivo, el Proyecto SOTAP es avalado como “Proyecto Institucional”. Esto significa la posibilidad de formar un equipo interdisciplinario con distintos perfiles profesionales (Psicopedagogos, Psicólogos, Profesores en Ciencias de la Educación, Música, Teatro, Educación Física).

La creación de este equipo tiene que ver con cubrir necesidades de nuestro alumnado a partir de los perfiles con los que contamos dentro de la institución, “optimizar nuestros recursos”, que no son pocos.

A partir de las áreas expresivas, la meta es trabajar dificultades que observamos en nuestros estudiantes, tales como: la utilización del cuerpo, el manejo de las emociones, el desarrollo de la oralidad a través de la música y el teatro. Poner en marcha nuestro hemisferio derecho e incentivar a nuestros futuros docentes a desarrollar su creatividad. Ayudarlos a salir de su zona de confort para que se animen a transitar su “zona de aprendizaje”.

Para ello se trabajarán los miedos que obstaculizan nuestro crecimiento profesional, reforzando la tarea con  talleres de autoconocimiento y fortalecimiento de la autoestima. El objetivo es trabajar desde la prevención para llegar a la meta confirmando que vale la pena ser docente.

  • La vocación se va haciendo en el camino

Otro cambio importante es el lugar físico. Desde el mes de setiembre, la SOTAP funciona en el 2do piso del Edificio de Calle Montevideo, totalmente integrado a las actividades de todos los profesorados: un lugar de luz, que marca una nueva etapa en el camino.

“La palabra GRACIAS es como una flor delicada,

que solamente se abre cuando la planta de la gratitud

crece en la tierra rica de un alma noble.

La gratitud es un sentimiento

que muestra la nobleza de quien lo expresa

y gratifica a quien lo recibe”

En este largo camino muchos contribuyeron a que llegáramos a esta parada:

¡Gracias Profesores!: Ana Maria Asillo, Mirta Di Cesare, Anunciación Martín, Teresita Juri, Estela Elía, Juan Martinez Stoltzin, Alejandro Gironde, Miguel Sarmiento, Miriam Bejas, Cristina Romano, Patricia Magni, Mariela Zanichelli, Claudia Navarrete, Marcela Ramírez, Ignacio Márquez, Sara González, Sara Levin, Gabriela Segura, Marisa Sánchez.

Todos ellos ayudaron a construir el puente que permitió llegar a la meta.

Un reconocimiento al apoyo incondicional de esta gestión, especialmente al Prof. Cristian Barzola.

TRAMA Y CONTRALUZ2 con blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: