¿Bajo que motivación?, por Betty Flores

Un análisis del perjuicio irreparable que conlleva la aplicación del Decreto 432/2018 que pretende regular el aporte estatal a los Institutos de Nivel Superior de Gestión Privada.

El Decreto del Poder Ejecutivo 432/2018, pretende regular el aporte estatal a los Institutos de Nivel Superior de Gestión Privada.

Algunas preguntas que se pueden formular frente a este Decreto son: ¿a qué motivación responde la reforma pretendida? ¿quiénes intervinieron en su diseño? ¿es fruto del consenso y la participación exigida en la legislación? ¿contempla la realidad socio-económica de los estudiantes que allí se educan? ¿es la búsqueda de la calidad para el nivel o un recorte más en línea con los ajustes en todos los sectores para el nivel?

A fines del 2017 sonaron las primeras voces dirigidas sobre el Nivel Superior: ¿transformaciones? ¿recortes?  ¿ajustes? ¿eficientización? ¿calidad? Primeras voces, porque no era información oficial: eran rumores, trascendidos periodísticos, dichos de funcionarios en reuniones con power point, Fueron las primeras señales de alerta: “algo se venía”. Pero ¿qué?, ¿hacia dónde? Nada peor para la educación que las dudas en el rumbo político.

Frente a estas primeras voces, y luego de momentos de incertidumbre y temor en las comunidades educativas, los IES decidieron realizar un análisis profundo sobre su realidad, práctica que les resulta habitual, como también lo han sido las transformaciones. Sólo a modo de ejemplo, se puede mencionar: cambios en los planes y programas propuestos desde las distintas administraciones nacionales y provinciales y desde los mismos Institutos como colectivo, procesos de acreditación, “mapeo” de la oferta y la demanda, cambio de las carreras que se dictan, articulación del nivel con las Universidades, incorporación de prácticas docentes desde el primer año de cursado, etc.

Fueron cambios en los que la comunidad educativa de los Institutos de Gestión Privada participaron, aportaron, evaluaron, reformularon, construyeron conjuntamente con el gobierno y demás actores del sistema.

Porque toda transformación necesita de la participación activa de los sujetos a los que alcanza. Sin éstos, podrá erigirse como imposición, pero más temprano que tarde terminará en el rechazo o en el fracaso. Esta participación y diálogo fecundo, lo impone el sentido común. Además la legislación nacional y provincial, sabiamente, lo obliga: participar activamente en la formulación de propuestas, conformación de comisiones de análisis, de proyectos, de alternativas. Esto es: ser parte activa en una transformación superadora, que contemple y contenga tanto la necesaria unidad del sistema como la rica, amplia y diversa oferta educativa de todas las instituciones que la conforman.

Entre las revisiones que los Institutos propusieron fue que la evaluación para estudiantes ingresantes de la cohorte 2018 fuera diagnóstica y no eliminatoria, ya que evaluar a un estudiante que ingresa y eliminarlo si no aprueba, no parece una política educativa dirigida a la calidad o mejora, sino más bien se instala como una acción contra el/la estudiante y contra el Instituto: a aquellos, porque los descartan, a los Institutos porque no permite que los docentes intervengan en la formación durante los siguientes 3 ó 4 años, posibilitando alcanzar la calidad que se busca.

También con el aporte de los distintos actores institucionales, involucrados activamente en la gestión, se logró, aumentar significativamente la matrícula 2018. Y no sólo eso, sino que además se contactó a los y las estudiantes que adeudaban espacios curriculares del nivel secundario, acompañándolos con acciones concretas para que pudieran terminar esa etapa y continuar con éxito su trayectoria formativa en el nivel superior.

Los IES de gestión privada, también aportan al sistema desde los procesos de investigación. Algunas problemáticas abordadas son: requerimientos del sistema de producción agrícola al sistema educativo; trabajo docente; la enseñanza en carreras técnicas; enseñanza de las ciencias básicas; salud y cuidado del ambiente; requerimientos del sistema de producción industrial; trayectorias estudiantiles; estudio sobre la inserción laboral de egresados; cultura, patrimonio y turismo; historia, memoria y derechos humanos; políticas públicas y diversidad; tecnologías de la información y la comunicación; gestión educativa; educación artística; formación profesional y prácticas profesionalizantes; enseñanza y aprendizaje, entre otros[i].

capani 1

Es interesante compartir el testimonio de una docente de un IES de gestión privada: “desde el primer año recibimos estudiantes con las dificultades propias de las diversas trayectorias personales: estudiantes que trabajan a medio tiempo para costearse su carrera; mamás/papás que dejan a sus hijos con algún familiar para proseguir estudios superiores; mayores de 25 años que no han concluido el Nivel Medio y que han ingresado bajo el artículo 7° de la LES. Muchos estudiantes son la primera generación en su familia que accede a este nivel educativo. A esta diversidad de situaciones sumamos las falencias propias del nivel medio. Pero no nos quedamos en la queja o el desánimo. ESA es la REALIDAD de nuestro alumnado: Jóvenes y adultos que tienen en común una fuerte motivación personal, acompañada de muchas carencias socio-económicas-educativas. Con ese estudiantado trabajamos, son nuestro ORGULLO, porque desde primer año iniciamos un “trabajo artesanal”, personal, que conoce y acompaña esas trayectorias para promoverlos y así proveerlos de las mejores herramientas para su egreso con las capacidades necesarias para ser un buen docente y buen técnico”.

Por ello los IES de gestión privada afirman que están preparados para los cambios aún sin saber con claridad la dirección que propone el gobierno educativo. Preparados para la búsqueda común y gestión compartida de una educación de calidad. Hoy no se ve que los objetivos hayan sido comunes ni compartidos. La CGES dispone medidas, estableciendo parámetros inalcanzables para los IES de gestión privada. Y las reformas impactan tan profundamente en el sector que puede afirmarse que lo podrían hacer desaparecer del sistema educativo.

IMG-20180615-WA0010

¿Es una transformación o un ajuste encubierto?

La Lic. Ema Cunietti, como Coordinadora del Nivel Superior CGES, respecto a la educación de gestión privada afirma: no cerramos Institutos, cambia el sistema de financiamiento… solamente les retiramos el “subsidio… se van a conservar algunos “subsidios” en carreras donde haya demanda, vacancia, impacto social, relevancia por la zona… el “subsidio” al nivel superior es reciente… el nivel no tiene tradición de “subsidio” … la educación superior nunca ha sido subsidiada. (Canal 7 “El siete” – 10/04/2018).

Es importante aclarar estas afirmaciones: TODA la legislación nacional[ii]  y provincial[iii] desde hace muchos años, ha cambiado la palabra subsidio por aporte. Esto no obedece a una cuestión semántica sino de la diferente naturaleza jurídica entre un término y otro. Así con el respaldo de toda la legislación, lo correcto es decir que se trata de “aporte estatal” y no subsidio.

El aporte estatal es recibido por muchos institutos de Nivel Superior desde su creación, en algunos casos hace más de 40 años cuando “nacieron nacionales”, antes de la transferencia de los servicios educativos y fue garantizado por convenios de transferencia. Otros Institutos obtuvieron el aporte -no el “subsidio”-, por su valiosa inserción social, por el reconocimiento del medio, por la demanda de la matrícula, por ser los únicos que por años ofrecían la formación en este Nivel. Entonces, a esta altura de conformación de derechos, no está en discusión el “sistema de aportes para la educación de gestión privada” garantizado en las leyes y derivado de preceptos constitucionales. Así no puede emplearse la palabra “subsidio” que claramente es otro concepto, salvo que se lo haga intencionalmente.

Dicho esto, es importante destacar que el aporte estatal actual que reciben los IES de gestión privada es ampliamente y eficientemente controlado por el gobierno. No se otorgan para el beneficio de los institutos. Se aplica al pago de salarios docentes de las carreras o secciones alcanzadas por este, que por otro lado no son todas las que se dictan. Y, fundamentalmente, es la herramienta que permite el acceso de todos los niveles sociales a la Educación Superior, facilitando especialmente a los sectores menos favorecidos económicamente, sectores que conforman alrededor del 80% de la matricula del nivel superior de esos institutos.

¿Qué proponen los IES de gestión privada?

Los IES de gestión privada, sin bajar los brazos, apuestan a continuar trabajando  en la construcción de objetivo común compartido. Por eso proponen a las Autoridades de Gobierno que:

  • Se abran espacios de diálogo y participación. A través de los órganos previstos en la legislación vigente o en comisiones ad-hoc con participación conjunta de todos los actores involucrados, multiplicidad de miradas y pluralidad de experiencias. Participación real: sobre diagnósticos conocidos, instrumentos adecuados y evaluaciones ciertas. Participación que no excluya a nadie.
  • Se genere un tiempo de espera para la implementación de cambios consensuados, convencidos que la gradualidad podrá atemperar los perjuicios sociales, laborales e institucionales que toda transformación conlleva. Además una reforma gradual y consensuada podrá moderar los conflictos jurídicos – laborales que traería aparejada una aplicación inmediata de reformas no consensuadas y en riesgo de su tacha por contradecir normas de rango superior.
  • Se modifique/derogue del Decreto 432/2018 lo referido a quita/reducción del aporte y mínimos de alumnos requeridos. Específicamente:
    • El apartado VIII.2 del decreto. En el mismo se pretende elevar el mínimo de estudiantes a 25 alumnos (debe considerarse que en el anterior Decreto del Gobernador Julio Cobos y DGE Lic. Emma Cunietti el mínimo exigido era de 15 estudiantes para la obtención del 100% del aporte).
    • El apartado VIII.3 En este apartado se establece el tope a las cuotas en $900 para continuar percibiendo el 100% de aporte (en las pocas secciones con aporte que hoy existen), pero la resolución de marzo 2018 lo dispone en $1900. Este también puede ser un error o mala interpretación, ya que es imposible subsistir en este nivel con ese importe de cuota, con todas las secciones/cargos/horas/becas, más extensión, investigación, sin aporte.
    • El apartado VIII.4 que en su redacción utiliza el verbo “podrá”, generando incertidumbre jurídica sobre el actuar del gobierno escolar al no establecer parámetros claros de cuándo o cuánto “podrá” o cuándo “no podrá”.
    • También se pone en cuestión que por un Decreto se elimine la competencia de la Dirección de Educación Privada (DEP), establecida en la Ley 6970 art. 91 transfiriendo por Decreto dicha competencia a la CGES

 El sistema “no se mira así mismo”, por el contrario, está en permanente diálogo: con los alumnos, con el medio social, con las autoridades. Por ello, y porque como docentes educan en la esperanza, confían en que se iniciará el diálogo, la participación y la búsqueda común de las mejores propuestas.


[i] http://www.mendoza.edu.ar/educacion-superior-presenta-un-material-sobre-el-trabajo-de-investigacion-en-los-ies-de-mendoza-durante-2016-y-2017/

[ii] LEN 26.206 – ARTÍCULO 65.- La asignación de aportes financieros por parte del Estado destinados a los salarios docentes de los establecimientos de gestión privada reconocidos y autorizados por las autoridades jurisdiccionales competentes, estará basada en criterios objetivos de justicia social, teniendo en cuenta la función social que cumple en su zona de influencia, el tipo de establecimiento, el proyecto educativo o propuesta experimental y el arancel que se establezca. – ARTÍCULO 121.- Los gobiernos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en cumplimiento del mandato constitucional, deben: … e) Autorizar, reconocer, supervisar y realizar los aportes correspondientes a las instituciones educativas de gestión privada, cooperativa y social, conforme a los criterios establecidos en el artículo 65 de esta ley.

[iii] Ley Provincial 6970. Art. 90 – los establecimientos oficialmente reconocidos que presten servicios de gestión privada, gozarán de los siguientes derechos y obligaciones: a) derechos: crear, organizar y sostener escuelas conforme al proyecto institucional oficialmente reconocido; nombrar y promover a su personal directivo, docente, administrativo y auxiliar; disponer sobre la utilización del edificio escolar; otorgar certificados y títulos reconocidos, participar del planeamiento educativo y recibir aportes financieros del estado según la reglamentación que se establezca. Art. 100 – el aporte estatal que reciban los establecimientos de gestión privada estará sujeto a auditorías permanentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: