El sentido de la epistemología en la práctica de los profesores de Ciencias, por Miguel Ángel Sarmiento

Resumen:

Este artículo es una invitación a la reflexión sobre el papel que juega la epistemología en la formación de los docentes de ciencia, en el mismo explicitamos algunas semblanzas y pensamientos que han surgido durante mi práctica docente a cargo de la cátedra Historia de las Ciencias Biológicas y su Epistemología, del Profesorado de Biología.

En el mismo tratamos de pensar sobre los principales elementos que estructuran un abordaje general sobre la didáctica de la epistemología en la formación de los docentes de ciencia, donde el interrogante fundamental a analizar es ¿Qué epistemología necesitan conocer los Profesores de ciencias para su práctica docente?

Para lo cual definiremos los alcances y limitaciones que le otorgamos a términos como didáctica, epistemología y pedagogía, así como explicitar las relaciones que guarda la didáctica de las ciencias con la epistemología, de manera tal que esto nos sirva como marco referencial a la hora de entender las afirmaciones que se hacen en el artículo respecto de ciencia escolar y la necesidad de enseñar epistemología en los profesorados de ciencias.

Abstract:

This article is an invitation to reflect on the role played by epistemology in the training of science teachers, in the same we explain some semblances and thoughts that have arisen during my teaching practice in charge of the chair History of Biological Sciences and His Epistemology, of the Faculty of Biology.

In the same we try to think about the main elements that structure a general approach on the didactics of the epistemology in the formation of the teachers of science, where the fundamental question to analyze is What epistemology need to know the Professors of sciences for its teaching practice?

To this end, we will define the scope and limitations that we give to terms such as didactics, epistemology and pedagogy, as well as to explain the relationships between the didactics of science and epistemology, so that this serves as a frame of reference when it comes to Understand the statements made in the article regarding school science and the need to teach epistemology in science teachers.

Palabras clave: didáctica, ciencias, profesorado, epistemología.

Keywords: didactics, science, teaching, epistemology.

 

¿Por qué se relacionan las prácticas docentes y la epistemología?

Cuando abordamos la compleja tarea de estudiar la formación de los docentes de ciencia se puede apreciar con notable claridad, alternativas intrincadas de pensamiento y acción, y se vuelve necesario construir un paradigma de referencia no menos complejo sobre la tarea formadora, de manera que podamos valernos del conocimiento como instrumento vertebrador.

Según E. Díaz (2003), “las dificultades que se presentan en el aprendizaje del conocimiento científico a nivel del sujeto que aprende, son un reflejo de los problemas que se presentan a nivel del sujeto que enseña, transferido de uno a otro en las diferentes etapas del proceso educativo”.

Partiremos de considerar a la didáctica de las ciencias como una disciplina consolidada y de naturaleza metacientífica, además de reconocer en ella una potencialidad relevante, dotada de objetivos claros y diferenciados, por lo cual podemos hacer un análisis de carácter teórico sobre la misma, en cuyo caso la epistemología entendida como una reflexión sobre la ciencia nos brinda una interesante perspectiva para dicho análisis.

Este análisis debería como contrapartida procurar un reordenamiento de su desarrollo desde un marco de justificación conceptual, que le imprimiera mayor impulso, además de profundizar en conocer y transmitir sus virtudes.

Es precisamente por esto que la epistemología se convierte en una aliada útil para allanar el camino hacia la enseñanza del conocimiento científico surtiéndonos de una mayor riqueza teórica a la hora de reinterpretar las dificultades en la formación de los docentes de ciencia.

La Epistemología y la Historia de la ciencia constituyen fundamentos teóricos esenciales necesarios para revisar a la luz de los nuevos conocimientos las concepciones de la ciencia, de la construcción del trabajo científico y su progreso. Por otro lado la epistemología como metaciencia tiene un valor específico que potencia y complementa los propios contenidos de la ciencia proporcionando una imagen más dinámica y completa de dichos contenidos.

La epistemología como reflexión teórica sustenta una perspectiva conceptual bien definida, que contribuye de manera congruente y convergente a la enseñanza de las ciencias proporcionando herramientas para su transposición.

Una postura epistemológica tomada por un docente prescribe la interpretación de dicho docente sobre los contenidos a enseñar lo cual indefectiblemente influye en sus prácticas docentes áulicas.

En busca de un marco referencial.

Una historia de desamor y encuentro.

Antes de pasar a referirnos a las relaciones que se pueden establecer entre la didáctica de las ciencias y la epistemología desde la aparición formal de la didáctica de las ciencias, esta transito durante sus primeras décadas carriles separados de las disciplinas metacientíficas como lo son la historia de la ciencia, la sociología de la ciencia y la epistemología.

Pero a inicios de los años noventa comenzó un vertiginoso acercamiento entre estos campos y la incorporación de la historia de las ciencias y la epistemología van ganando terreno dentro de la teoría y sobre todo en la práctica de la enseñanza de las ciencias.

Un factor muy influyente en este encuentro ha sido la aparición de posturas que intentan fundamentar la construcción teórica de la didáctica de las ciencias por medio del constructivismo.

En la actualidad se ha construido una matriz de relaciones entre estas disciplinas que alcanza un grado de complejidad que difícilmente nos permitiría definir con claridad cada una de estas disciplinas dado que involucran y son involucradas por la otra.

La complejidad anteriormente descripta viene siendo motivo de numerosos y extensos trabajos y publicaciones por tal motivo se hace necesario explicitar sintéticamente algunos conceptos y algunas de estas relaciones para poder facilitar el entendimiento de su relación.

tiempo3

Ajustando la terminología.

En este punto explicitaremos la utilización que se hace de determinados términos de la disciplina para poder entender con claridad los alcances y las limitaciones que se les otorga a las afirmaciones que forman parte de de este artículo.

Comencemos por decir que nos referimos como didáctica al discurso de segundo orden sobre el discurso de la enseñanza, es decir la didáctica se ocupa del análisis, reflexión y discusión sobre las prácticas de enseñanza y no a la acción de enseñar.

Se hace necesaria esta aclaración para ubicar correctamente el orden discursivo al que nos referimos ya que es frecuente entre los lectores que no son especialistas en el tema e incluso en ocasiones para los propios docentes la confusión ante la  ambigüedad que presenta el término entre la actividad y la reflexión sobre la misma.

Se reconoce a la ciencia, como una empresa humana atravesada por las dimensiones sociocultural, histórica, ética y política que asume la no neutralidad tanto de sus prácticas como de los discursos que produce sobre el conocimiento.

Nos referiremos al término epistemología como la disciplina que se ocupa del estudio de la ciencia en general y de cada una de las disciplinas científicas en particular.

En este sentido tan amplio la epistemología puede recurrir a componentes de la historia, sociología, psicología o metodología de la ciencia sin análogas con ninguna en particular.

Esta acepción de la palabra epistemología nos permite ampliar el espectro de posibilidades del uso de las metaciencias en las propuestas didácticas. Sin perder de vista que este es uno de los posibles significados que se le puede atribuir al término en la literatura especializada e incluso en ocasiones se hace referencia a ella como filosofía de la ciencia, practica muy difundida sobre todo en el ambiente anglosajón.

Finalmente aclararemos que a la pedagogía la entenderemos como la ciencia de la educación y no como algunos autores entre los que podemos citar a del Pozo Pardo (1982); Quintana Cabanas (1983); Mialaret (1981), etc,  que la engloban dentro de una interpretación más amplia del término ciencia de la educación. Esto también nos distancia de aquellos autores que la consideran como una actividad no científica por ejemplo Gentile (1975).

Relaciones entre la didáctica de las ciencias y la epistemología.

En primer lugar nos ocuparemos de la discusión de aquellas relaciones que se enmarcan en el carácter de discursos de segundo orden, es decir metadiscursos, que poseen ambas disciplinas.

Para posteriormente pasar a ocuparnos de las relaciones que guardan en torno a definir el objeto de estudio compartido de ambas.

Relaciones de carácter discursivo entre las dos disciplinas.

A modo de recopilación sintética de los numerosos abordajes que han realizado los especialistas de ambas disciplinas con respecto a estas relaciones vamos a mencionar la relación que podemos encontrar en tanto que la didáctica de las ciencias está involucrada en la enseñanza y aprendizaje de los saberes científicos, mencionando dentro de ellos a los conocimientos científicos actuales, así como los aspectos epistemológicos de estos conocimientos que constituyen el contexto periférico de dicho conocimiento, el abarcar ambos durante la práctica docente nos ampliaría el espectro de saberes, ya no solo limitado a saber conceptos de ciencia sino también a saber sobre la ciencia.

escher_hands

Por ello resulta de sentido común detenerse a analizar la necesidad y la potencialidad de incorporar la epistemología a los programas de estudio de todos los niveles de la educación, sin desconocer las polémicas que esto puede generar, por ejemplo en aspectos tales como el nivel de distorsión que se puede alcanzar en las metaciencias al transponerlas o el equilibrio entre los contenidos disciplinares y los metacientíficos que deben guardar estos programas de estudio.

Desde esta perspectiva la relación de la epistemología con la didáctica de la ciencia la primera adquiere el rol de objeto de estudio de la segunda.

Es en esta relación en donde encontramos uno de los principales lineamientos en los que se desarrolla el espíritu del presente artículo en la necesidad de la reflexión de tomar a la epistemología como objeto de estudio para ser incorporado a la formación de formadores, atribuyéndole además de su condición de contenido curricular un medio de fundamentación de la ciencia a enseñar y aprender dentro de las carreras de los docentes de ciencias.

Ahora bien si consideramos a la didáctica de las ciencias como una disciplina que entre sus finalidades tiene la enunciación de propuestas áulicas variadas, son muchas las ocasiones en que estas propuestas utilizan recursos de la historia de la ciencia o la epistemología para facilitar la enseñanza de algún conocimiento específico o superar algún obstáculo de aprendizaje que presenta en particular determinado contenido, en este caso la epistemología cumple un rol como herramienta didáctica.

En esta relación es fundamental un relato epistemológico ajustado a las necesidades de la didáctica.

En otro orden podemos reconocer la relación que en diversas ocasiones y en los últimos tiempos en forma más frecuente han establecido estas disciplinas que adquiere un sentido explicativo, toda vez que por ejemplo la didáctica de las ciencias utiliza modelos y perspectivas teóricas de la epistemología para tratar de formular respuestas válidas para los interrogantes o situaciones problemáticas que aborda la didáctica de las ciencias, este fenómeno se ha visto favorecido por un interés muchas veces coincidente de ambas disciplinas sobre los temas centrados en el conocimiento.

Un claro ejemplo de esta relación entre las disciplinas es el uso de conceptos epistémicos a la hora de construir una mirada a las concepciones de ciencia que poseen en forma implícita o explícita los profesores, estudiantes, etc. y su posible influencia en la enseñanza y aprendizaje de las ciencias.

Relaciones mediadas por sus objetos de estudio compartidos.

En un principio tanto la epistemología como la didáctica de las ciencias, hicieron foco en la ciencia erudita es decir en aquella que llevan a cabo los científicos, la primera se centró en el estudio de los aspectos intrínsecos de la misma como su estructura, su modo de hacer y validar el conocimiento, mientras que la segunda se centró en el estudio de las formas de enseñarla y aprenderla.

Esto fomento el divorcio que presentaban ambas por aquella época, por la década de los ’80 irrumpió en el escenario el concepto de transposición didáctica, y en consecuencia el centro de atención de la didáctica volcó su mirada hacia el estudio de la llamada ciencia escolar y fue entonces cuando se recurrió a la epistemología para encontrar un soporte conceptual para dicho estudio.

Hoy en día hay muchas voces que se expresan a favor de que la didáctica de las ciencias y la epistemología coinciden en su objeto de estudio que está constituido por la ciencia erudita y sus distintos tipos de transposición, como la escolar, y sus diversas formas de gestión entre ellas la educativa. A pesar de lo cual utilizan modelos específicos y abordan su estudio desde estructuras conceptuales complementarias.

Es hora de hablar sobre ciencia escolar.

A partir del análisis epistemológico de la didáctica de las ciencias hemos identificado a la ciencia escolar como objeto de estudio de la misma, derivado de la transposición didáctica dentro del marco de la educación científica.

En la búsqueda de una fundamentación, la ciencia escolar también recurre a la epistemología dado que esta disciplina presenta como principal preocupación deducir la dinámica y características de la actividad científica en la escuela.

La ciencia escolar establece un diálogo fluido y permanente con la ciencia erudita aunque difiere de ésta en varios aspectos que se deben tener muy en cuenta a la hora de pensar en cualquier acción a favor de la calidad de la educación científica.

Por esto el desarrollo de los contenidos, relacionados con la enseñanza de la ciencia, deben contemplar la necesidad social de comprender la misma y sus implicancias para un ejercicio democrático y responsable de la ciudadanía, lo cual depende en gran medida de la formación que los individuos de esta sociedad hayan recibido.

La propia complejidad de la ciencia escolar convierte en una empresa compleja la fundamentación epistemológica de la misma, y por ende en el presente artículo vamos a abordar esta justificación haciendo uso de algunos de los elementos que componen este análisis, pero sin dejar de advertir la existencia de otros elementos que resultan tan relevantes como los seleccionados para nuestro análisis en particular.

Tradicionalmente se ha fundamentado epistemológicamente a la ciencia escolar de manera consistente con una concepción de modelo de transposición lineal, en el que se ve a la ciencia escolar como una mera simplificación de la ciencia erudita con las adecuaciones necesarias para el nivel cognitivo de los alumnos.

Actualmente esta visión a entrado en crisis por fuertes cuestionamientos desde el área de la investigación, así como se cuestiona la analogía del estudiante como científico.

Desde la mirada de corrientes epistemológicas contemporáneas que buscan esbozar fundamentaciones epistemológicas ligadas al constructivismo, aportando una mirada más contextualizada a los objetivos de la educación científica, que se basa en una reflexión más equilibrada de los aspectos epistemológicos, cognitivos, discursivos y sociales. La educación científica propicia la concepción de una ciencia más realista y racional que allana su incorporación al ámbito escolar.

¿Entonces por qué enseñar epistemología en los profesorados de ciencias?

Conscientes de la relevancia del conocimiento de algunos contenidos específicos de la epistemología por parte de los profesores de ciencias para ser capaces de establecer una adecuada y sólida concepción de ciencia que le permita enseñar la misma tanto explícitamente como implícitamente con la finalidad de lograr una enseñanza científica de calidad y de contenidos abordados desde una amplitud conceptual, procedimental y actitudinal superadora.

Dando respuesta al interrogante planteado en el título podemos mencionar que a partir de la noción de la existencia de una base conceptual fundada en la epistemología dentro de la didáctica de las ciencias es ineludible la responsabilidad de los profesores de ciencias de conocer y mantener actualizados sus saberes respecto de los modelos epistemológicos existentes para contar con un sólido marco teórico de referencia a la hora de planificar y desarrollar su práctica docente.

A su vez, la reflexión epistemológica en torno al carácter de las prácticas científicas permitirá a los estudiantes del profesorado, construir saberes para interpretar e interrogar los problemas y debates actuales del campo de la ciencia, al brindar las herramientas necesarias para analizar cómo produce y cómo desarrolla su conocimiento. Esto posibilita la comprensión de que los conceptos y teorías no surgen directamente de hechos observables sino que son producto de actos creativos de abstracción e invención.

En el reconocimiento de la ciencia y sus diferentes transposiciones como objeto de estudio de la didáctica de las ciencias incluidas aquellas que tienen naturaleza educativa implica conocer la enseñanza de las metaciencias que se encuentran firmemente inscriptas en el modelo contextual de enseñanza y aprendizaje de las ciencias que atiende no solo a los conceptos teóricos ligados a las disciplinas científicas sino también a aspectos metateóricos como son la evolución de estos conceptos, su relación con el contexto social, su naturaleza, etc.

El no tener una mirada de nuestras prácticas docentes y sobre la didáctica de las ciencias en sí que no abarcara estas dimensiones nos condenaría a un análisis incompleto de las mismas y  a una reflexión empobrecida por este análisis.

También hemos mencionado que diversos aportes de los especialistas en didáctica de las ciencias avalan la enorme potencialidad que posee el carácter instrumental de la epistemología para mejorar muchos aspectos de la enseñanza y del aprendizaje de las disciplinas científicas.

Estos motivos que se encuentran íntimamente interrelacionados, justifican la necesidad de una componente altamente significativa y actualizada en la currícula de la formación de los profesores de ciencias que a su vez implica la necesidad de ir acompañada de un desarrollo incipiente y autónomo en el área de la didáctica de la epistemología como rama de la didáctica de las ciencias, y como tal de un desarrollo más pródigo en el área de la  investigación, de manera que la sinergia de estas áreas se convierta en una usina de aportes teóricos, empíricos y prácticos en pos de la enseñanza y el aprendizaje de las ciencias.

Un modelo que representa una propuesta interesante en el sentido de tratar de integrar la epistemología con la didáctica de las ciencias es el que internacionalmente se lo conoce como naturaleza de la ciencia.

Esta propuesta deriva su nombre del objeto sobre cuya enseñanza reflexiona, hacemos referencia a la ciencia entendiendo su naturaleza como la composición del conocimiento científico como producto y de la actividad científica como proceso.

La naturaleza de la ciencia es una propuesta que tiene como premisa instalar la enseñanza de la ciencia, su historia, su forma de construir el conocimiento como parte esencial de la formación científica enmarcada en el bagaje cultural que deberían adquirir los ciudadanos.

En este sentido propuestas que vayan en la misma dirección que la denominada naturaleza de la ciencia persiguen que los jóvenes recuperen a través de la educación científica algo que de niños en sus primeros años les era innato, la curiosidad por explorar su entorno como forma de buscar respuestas a los interrogantes que les plante ese entorno.

La realidad de las aulas en la actualidad y en todos los niveles de la educación desde el inicial al universitario, nos dice que hay muy poca ciencia dentro de ellas, abunda una muy buena y nutrida disciplinariedad por ejemplo en química, biología, etc. pero eso no es la ciencia.

La ciencia es la herramienta más poderosa que ha desarrollado el hombre para preguntarse por la naturaleza e ir en busca de esas respuestas, la ciencia es una actitud frente a lo que nos rodea y en este sentido la escuela viene siendo cómplice del adormecimiento gradual de la actitud curiosa de nuestros niños y jóvenes que se ve reemplazada por el aprendizaje de técnicas y habilidades que nada tienen que ver con la educación científica.

Es un claro ejemplo de esto cuando un docente ante el interrogante de su alumno manda al mismo a leer la página tal del libro, sería muy saludable que el docente respondiera con un no sé, pero sabes que vamos a descubrirlo juntos…

Detrás de ese no sé del docente es donde debe estar presente una sólida formación en los conceptos metacientíficos que le permitan acompañar a su alumno en un recorrido para ir en busca de la respuesta a su interrogante.

A modo de Conclusiones:

En el presente artículo hemos podido dar cuenta de la complejidad y potencialidad que como actividad presenta la didáctica de las ciencias.

Han quedado explicitados argumentos en favor de la incorporación de la epistemología como componente de la educación científica.

También hemos tratado una perspectiva convergente a la didáctica de las ciencias y la epistemología, partiendo desde el campo de la didáctica de las ciencias en el que estamos involucrados todos los profesores de ciencias, para aventurarnos en el campo de la epistemología en busca de argumentos y herramientas que nos parecen importantes para la reflexión de la práctica docente como formadores de ciencias. Tratando de enriquecernos en el diálogo de la una con la otra.

Hemos reflexionado sobre la necesidad de la presencia del componente epistemológico en la formación de los profesores de ciencias, entendiendo este componente como algo dinámico y en constante desarrollo que aún no alcanza su total expresión.

Por otro lado, si interpretamos a la filosofía como reflexiones acerca de las diferentes dimensiones de la actividad del ser humano, nosotros hemos intentado efectuar una reflexión de la didáctica de las ciencias en su dualidad de carácter académico y de actividad profesional.

En consecuencia podríamos, humildemente, pensar en este artículo como un intento muy acotado de deliberación sobre la filosofía de la didáctica de las ciencias.

Hemos tratado de mantener esta reflexión en un tono discursivo que resulte accesible a todos aquellos interesados en la temática ya sea que se trate de didactas de las ciencias, profesores de ciencias, estudiantes del profesorado o público en general, en post de que el presente escrito sea un aporte tangible al mejoramiento de la enseñanza y aprendizaje de las ciencias.

Finalmente esperamos aportar una voz más en favor de la necesidad de no perder de vista la dimensión epistemológica dentro de la currícula de los profesorados de ciencias, así como fomentar el incipiente desarrollo que está cobrando esta dimensión dentro de la investigación de la didáctica de las ciencias.

Autor: Esp. Miguel Ángel Sarmiento

Dirección de correo electrónico: sarmientomig@yahoo.com.ar

Bibliografía:

DÍAZ DE KÓBILA, E. (2003): El sujeto y la verdad. Memorias de la razón epistémica, tomo I, Rosario, Laborde Editor.

DEL POZO PARDO, A. (1982). La didáctica hoy. Burgos: Santiago Rodríguez. (4a edición)

QUINTANA CABANAS, J.M. (1983). Pedagogía, ciencia de la educación y ciencias de la educación, en AA.VV. Estudios sobre epistemología y pedagogía. Madrid: Anaya.

MIALARET, G. (1981). Ciencias de la educación. Vilassar de Mar: Oikos-Tau.

GENTILE, G. (1975). La Riforma dell’Educazione. Florencia: Sansoni.

GIL-PÉREZ, D., Carrascosa, J. y Martínez Terrades, S. (2001). Estatus de la didáctica de las ciencias, en Perales, F.J. et al. (eds.). Las didácticas de las áreas curriculares en el siglo XXI, Volumen I, 65-81. Granada: Grupo Editorial Universitario.

ACHILLI, Elena Libia (2000): Investigación y formación docente. Colección Universitas, Serie Formación Docente, Laborde Editor.

BACHELARD, Gastón (2003): “El racionalismo aplicado”. Paidos, Buenos Aires, 1978, en DÍAZ, E.: El sujeto y la verdad. Memorias de la razón epistémica, cap. III. Laborde Editor.

TOLEDO HERMOSILLO, María Eugenia (1993): “La investigación educativa y la formación de docentes”, Revista Contexto. Apunte de la Especialización en Educación Superior, UNSL. Revista

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: