Ciencias Naturales y Jóvenes con discapacidad: un desafío a la Docencia

Prof. Esp. MIGUEL ÁNGEL SARMIENTO

Dirección de correo electrónico: sarmientomig@yahoo.com.ar

Resumen:

El presente artículo forma parte de las acciones de Transferencia del trabajo de investigación ¿Qué obstáculos encuentran los profesores de Ciencias Naturales a la hora de enseñar a jóvenes integrados con discapacidad? Que aspira a ser un aporte a la tarea de identificar, describir y caracterizar los principales obstáculos a la hora de llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje en el área de las ciencias naturales, por parte de los profesores que imparten su materia a jóvenes con discapacidad que se encuentran integrados en las escuelas secundarias de modalidad educación común.

Pensamos que el conocimiento en la temática puede ser un aporte al proceso de inclusión que se impone en el paradigma actual del modelo social de la discapacidad, y que tiene una de sus facetas más importante en la integración de los jóvenes con discapacidad a las aulas de la escuela común.

Partiendo del conocimiento de la naturaleza de dichos obstáculos es que se puede emprender la acción de tratar de diseñar propuestas adecuadas o ajustes de carácter cultural, metodológico o curricular para vencer estas barreras que puedan entorpecer el acceso de estos jóvenes con discapacidad al conocimiento de las disciplinas enmarcadas en las ciencias naturales.

Abstract:

This article is part of the actions of Transfer of research work What obstacles do natural science teachers find when teaching integrated young with disabilities? That aspires to be a contribution to the task of identifying, describing and characterizing the main obstacles when it comes to carrying out the teaching-learning process in the area of ​​natural sciences, by the professors who teach their subject to young people with disabilities that are integrated in secondary schools of common education modality.

We think that knowledge in the subject can be a contribution to the inclusion process that is imposed in the current paradigm of the social model of disability, and that has one of its most important facets in the integration of young people with disabilities into the classrooms of the common school.

Starting from the knowledge of the nature of these obstacles, it is possible to undertake the action of trying to design appropriate proposals or cultural, methodological or curricular adjustments to overcome these barriers that may hinder the access of these young people with disabilities to the knowledge of the disciplines framed in the natural sciences.

Palabras clave: Didáctica, Ciencias Naturales, Alumnos Integrados, Educación inclusiva

Keywords: Didactics, Natural Sciences, Integrated Students, Inclusive Education.

 

1.    ¿En qué han centrado su mirada los investigadores?

Desde los comienzos de la aplicación de políticas de integración de niños y jóvenes con discapacidad a las escuelas comunes este proceso viene siendo el objeto de estudio más prolifero en investigación dentro del campo de la educación especial, alcanzando su mayor desarrollo durante las dos últimas décadas. Dichas investigaciones han ido encaminadas a establecer la eficacia y el impacto de los programas de integración.

Un análisis de la evolución en el tiempo de estos estudios nos lleva a distinguir dos grandes etapas:

En un primer lugar, los trabajos de investigación se centraban en el contexto como lugar donde eran educados los alumnos con discapacidad, de esta manera surgieron investigaciones que trataban de establecer la eficacia de la educación de estos alumnos integrados a la escuela común versus una trayectoria en escuelas de educación especial.

Cabe destacar que hoy en día el modelo de integración en el sistema educativo de nuestra provincia propone una trayectoria compartida entre la escuela de modalidad educación común y la escuela de educación especial, que privilegie el cursado en el establecimiento de educación común.

Posteriormente, los trabajos de investigación se han venido centrando en las características de ambos contextos como variables determinantes del rendimiento de los niños y jóvenes con discapacidad y de la calidad de los procesos de integración, en esta línea, los investigadores empiezan a plantearse de qué manera la integración está influida por los programas y estrategias metodológicas utilizadas.

Algunas de las líneas de investigación que sobresalen en este sentido son aquellas referidas a temáticas como, la naturaleza de la integración escolar, los medios y sistemas de apoyo a los procesos de integración, la naturaleza de los alumnos con discapacidad y su posibilidad de integración, el ambiente de aprendizaje, las necesidades de los estudiantes integrados, la adaptación del currículum, la conducta y estrategias de los docentes frente a los procesos de integración.

En cuanto a las interacciones entre estudiantes, docentes y saberes que se dan en las aulas con jóvenes integrados durante las clases de ciencias naturales, hay un desarrollo nulo de conocimiento sobre todo en el ámbito provincial.

 

2.    ¿Por qué nos interesa saber?

La educación especial y su política inclusiva es uno de los fenómenos más significativos que ha impactado en nuestras aulas y en este sentido ha provocado la necesidad de análisis y estudio de la temática convirtiéndose en uno de los aspectos de la educación en el que más se ha desarrollado la investigación en los últimos años. La confluencia de diversas razones como las políticas, administrativas, de capacitación profesional y representaciones sociales las que han motorizado dicho desarrollo.

También, en alguna medida, por el conocimiento más depurado y la aplicación de metodologías y estrategias de investigación más adecuada a los problemas en estudio. Así, la investigación, en el ámbito de la educación inclusiva, ha tenido y tiene su razón de ser principalmente en ayudar en la toma de decisiones y suministrar la motivación, comprensión y la información necesaria para facilitar la inclusión de los jóvenes con discapacidad.

Un correcto abordaje de la investigación en educación inclusiva nos lleva a la configuración de su propia realidad interpretada a la luz de una mirada integral de los jóvenes y sus déficits, de los profesores, la enseñanza y los procesos de aprendizaje, que demandan un nuevo modelo de investigación coherente con las nuevas formas de pensar la realidad en educación inclusiva. Es más, nos encontramos ante la necesidad de tener en cuenta la influencia de diversas causas, bien sean personales o contextuales, así como valores, pensamientos e interpretaciones de quienes participan en el proceso de inclusión.

Por otro lado un abordaje deficitario o nulo de la temática en la formación de los docentes en actividad y aún en formación (alumnos de profesorados) en lo que respecta a la integración de jóvenes con discapacidad a las aulas de educación común hace que sea la mayor justificación para abordar la tarea de allanar los obstáculos que experimentan los profesores a la hora de transmitir adecuadamente los saberes propios de su disciplina a estos jóvenes, obstáculos que los jóvenes con discapacidad vivencian como barreras que no les permiten apropiarse de los mencionados saberes.

Por lo antes mencionado se hace esencial generar conocimiento valedero sobre la naturaleza y características de las mencionadas barreras para poder planificar las políticas y acciones más adecuadas y efectivas para tender puentes virtuales que permitan a los profesores y jóvenes integrados transitar el proceso de enseñanza-aprendizaje sin tensiones ni frustraciones.

IMG-20181113-WA0031
Lorena Roitman, estudiante del Profesorado de Artes Visuales, 4° año IES 9-002 Tomás Godoy Cruz

 

3.    ¿Con qué anteojos vamos a mirar?

Durante la última década, se han venido promoviendo, transformaciones significativas en el ámbito de la educación orientadas fundamentalmente a mejorar la calidad de la educación con mayor equidad. Estos esfuerzos de renovación educativa persiguen, por una parte, adecuar las respuestas del sistema a las demandas de un mundo moderno, caracterizado por vertiginosos cambios en el conocimiento y el mercado laboral y por otra, intentan superar el amplio fracaso escolar, experimentado por los sistemas tradicionales de educación que se expresan en un bajo rendimiento, repitencia y deserción escolar. En este sentido, el mayor desafío en la actualidad es cómo hacer efectivo el derecho que tienen todos los niños y jóvenes de acceder a la educación y beneficiarse de una enseñanza de calidad adecuada a sus necesidades individuales de aprendizaje. Para progresar en este objetivo, la escuela ha de conseguir una respuesta educativa diversificada, proporcionando una estructura curricular común a todos los alumnos, incluidos aquellos que presentan alguna discapacidad, que evite la discriminación y desigualdad de oportunidades y considere al mismo tiempo sus características y necesidades individuales.

En diversos tratados a nivel internacional y regional se aborda el tema de la educación inclusiva. Las Declaraciones de Jomtien, Salamanca y el Marco de Acción de Dakar fueron las que dieron sustento conceptual al actual modelo social de la integración escolar en sus múltiples configuraciones, en el cual sobresale el cambio de paradigma donde son los sistemas educativos los que se deben adecuar para contener a todos los niños y jóvenes que transitan sus aulas y no ellos quienes deben adaptarse a las instituciones y sus prescripciones.

En la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad se procura que se garanticen los derechos de las personas con discapacidad. En esta Convención se define la discapacidad a partir de la interacción entre las condiciones individuales (deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo) y las barreras de su entorno, también reconoce el derecho a la educación de las personas con discapacidad estableciendo “un sistema de educación inclusivo a todos los niveles.

En este sentido definiremos la discapacidad como La condición en la cual ciertas personas presentan algún déficit físico, mental, intelectual o sensorial que a largo plazo perturban la interacción y participación de dichas personas en la sociedad.

Por lo tanto, quien posee una o más discapacidades debe definirse como persona con discapacidad.

En este sentido es común que se presenten desacuerdos que, si bien tienen un carácter semántico, en el ámbito de la discapacidad cobran otro sentido, como lo son el uso de algunos términos como ciego, sordo o discapacitado por más que sean correctamente usados remiten la concepción del modelo clínico de la discapacidad que hacía foco en el déficit sufrido por la persona, lo cual puede ser considerado como estigmatizante o despectivo, promotor de discriminación y segregación.

En consonancia con el modelo social de la discapacidad imperante en la actualidad que pone énfasis en las barreras que presenta el contexto a quien sufre de discapacidad para un pleno desenvolvimiento en la sociedad y no en la condición de las personas, es conveniente utilizar la forma persona con discapacidad visual, persona con discapacidad auditiva o persona con discapacidad mental, pero siempre anteponiendo el término persona, resaltando la condición de sujeto con derecho a ser tratado con igualdad.

Con el auge de las políticas de integración educativa de las personas con discapacidad a la escuela común como un aporte a la inclusión social de las mismas, aparece el término Necesidades Educativas Especiales (NEE)

Todos tenemos Necesidades Educativas pero algunas personas presentan Necesidades Educativas Especiales, estas evolucionan y son cambiantes ya que se definen en función de las capacidades de la persona y las propuestas educativas ofrecidas.

Estas necesidades no siempre tienen que ver con un aprendizaje deficitario, sino que también puede tener que ver con un aprendizaje demasiado rápido, en cualquiera de los casos es necesario producir adaptaciones curriculares y acompañarlas de estrategias metodológicas adecuadas para satisfacer estas necesidades.

Si bien el término NEE determinó un paso hacia adelante en la integración escolar, permitiendo derribar el concepto de no enseñabilidad de las personas con discapacidad y paso a poner el foco en los ajustes y recursos específicos que debía poner en juego las escuelas y los docentes para permitir que estos niños y jóvenes con discapacidad puedan aprender, favoreciendo su integración a la educación común. En la actualidad el uso de este término está siendo puesto en discusión ya que algunos especialistas en la temática afirman que puede conducir a una etiquetación de los estudiantes con discapacidad o a alimentar en los docentes la creencia de que sus expectativas de aprendizaje son más bajas que la de los demás o aún peor pensar que la educación de estos es labor de los especialistas.

El término Barreras para el Aprendizaje y la Participación resalta una perspectiva contextual o social sobre las dificultades de aprendizaje o la discapacidad. Nos hace ver que tales dificultades radican en la interacción entre los estudiantes y sus contextos: las circunstancias sociales y económicas que afectan a sus vidas, la gente, la política educativa, la cultura de las instituciones, los métodos de enseñanza, etc.

Los aspectos epistemológicos determinan la naturaleza del conocimiento y en cuanto a las características que entraña la enseñanza de las ciencias naturales Rabino (2002) afirma que “Afrontar el problema de la enseñanza de las ciencias requiere contar con un aporte desde la epistemología y desde la psicología cognitiva, de manera tal que sea posible encontrar un paralelismo entre la generación del conocimiento y su construcción por parte del alumno.”

De ahí que tengamos que reflexionar sobre aspectos como el objeto de estudio, enunciados y metodología que le son propios a las ciencias naturales.

En cuanto al objeto de estudio de las ciencias naturales, es la propia naturaleza y su existencia concreta en el plano espacio temporal, donde se desarrollan los fenómenos que la representan son su carácter distintivo del resto de las ciencias.

Los enunciados en las ciencias naturales al igual que en las ciencias sociales que comparten denominación como ciencias fácticas, son  proposiciones sintéticas y demostrativas que buscan comprender los hechos, por lo tanto, establecer una representación mental o artificial de los hechos lo más próxima a cómo son en la naturaleza.

Cuando nos referimos a la metodología nos referimos a las formas propias de cada ciencia, para la obtención del conocimiento, su justificación y constatación. Las ciencias naturales el método es el de la contrastación empírica.

Es válido entonces preguntarse si estas características en sí mismas representan una barrera para el apropiamiento de estos conocimientos por parte de los estudiantes con discapacidad.

 

4.    Conclusiones preliminares

El trabajo de investigación al que hace referencia este artículo se encuentra en pleno desarrollo de su trabajo de campo y recolección de datos, aunque el estado de avance del mismo, nos permite hacer una pausa y en forma preliminar anticipar algunas impresiones que van tomando forma a partir de las entrevistas a especialistas, actores del proceso de inclusión y encuestas a docentes de Ciencias Naturales que se desempeñan en aulas de escuelas de modalidad común con jóvenes integrados.

La primera percepción  que tenemos es que lograr la inclusión educativa, donde cada joven reciba la mejor propuesta de enseñanza, donde sea tratado como uno más, con las herramientas con las que se cuentan actualmente es una misión difícil y compleja.

 

Que para el tema en estudio parece estar signado por obstáculos que son comunes a todas las asignaturas y a las que las clases de ciencias naturales no son ajenas.

Estas tienen que ver con la falta de inversión en infraestructura y capacitación docente, que aborde la temática tanto en la formación inicial como posterior, dotando a los docentes y futuros docentes de herramientas básicas y específicas que les permitan explorar el diseño y planificación de estrategias y materiales adecuados a prácticas inclusivas.

camino de la ley - fotografia digital intervenida
María Angélica Rinaldi, estudiante del Profesorado de Artes Visuales, 1° año IES 9-002 Tomás Godoy Cruz

El logro de configuraciones de apoyo eficientes, dadas por el trabajo complementario entre la escuela común y la especial en el proceso de inclusión educativa de estos jóvenes, que es esencial a la hora de conocer y abordar adecuadamente la particularidad de los estudiantes integrados.

La cultura escolar parece ser otra dimensión muy importante en la que hay que avanzar, conservando lo útil, pero eliminando cuestiones negativas, como la resistencia al cambio, la derivación a un profesional, y otros prejuicios que impiden el logro de objetivos inclusivos.

Simultáneamente la enseñanza de las ciencias naturales en particular a primera vista parece ofrecer un plus en la dificultad para afrontarla para lograr el aprendizaje por parte de jóvenes con discapacidad.

Esto basándonos en la propia naturaleza del objeto de estudio que es abordado en su estudio por la percepción sensorial y cuyos enunciados demandan un gran nivel de abstracción.

Sin embargo cuando se profundiza en estas aparentes barreras, estas comienzan a diluirse develando que solo se trata de una cuestión de correcto abordaje por lo tanto puede que estas particularidades de las ciencias naturales hagan más complejo el proceso de enseñanza demandando un tratamiento ingenioso y variado del contenido, pero que en la mayoría de las ocasiones constituye un aprendizaje mucho más significativo tanto para los jóvenes con discapacidad como para sus compañeros.

Esto reduce la problemática particular de las ciencias naturales a una cuestión de apropiación por parte de los profesores de metodologías didácticas adecuadas.

Algo de  lo que estamos convencidos es de la necesidad de actuar en forma holística sobre todas las barreras (actitudinales, metodológicas, organizativas y sociales) para pensar en lograr una inclusión educativa, cumpliendo la ley y, por encima de todo, contribuyendo a la realización personal de las y los jóvenes con discapacidad.

 

5.    Referencias

Arauzo Ortega, S. (2015). Las ciencias naturales para alumnos con discapacidad intelectual: “Aprendemos de nuestro entorno”. Trabajo de Fin de Grado. Universidad de Burgos.

Consejo Federal de Educación. (2011). Resolución N° 155. Buenos Aires: Consejo Federal de Educación.

Consejo Federal de Educación. (2016). Resolución N° 311. Buenos Aires: Consejo Federal de Educación.

Damm M, X., Barría N, C., & Riquelme B, P. (2011). Educación inclusiva. ¿Mito o realidad? Obtenido de Revista Latinoamericana de Educación Inclusiva Vol.5 N° 1: http://www.rinace.net/rlei/numeros/vol5-num1/art8_htm.html

Feynman, Richard. (1988). “¿Qué es la ciencia?”, en Ciencia, No. 13. Facultad de Ciencia, UNAM. pp. 30-30

Ministerio de Educación Nacional (2006). Orientación pedagógica para la atención educativa a estudiantes con discapacidad cognitiva. Bogotá.

ONU. (1948). Declaración Universal de los Derechos Humanos. – ONU. (1959). Declaración de los Derechos del Niño. – ONU. (1989). Convención sobre los Derechos del Niño. – ONU. (10 de Junio de 1994). Declaración de Salamanca y Marco de Acción para las Necesidades Educativas Especiales. Salamanca, España. – ONU. (2007). Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Romero, R., Inciarte, N., González, O., & García Gavidia, N. (12 de Enero de Julio-Diciembre 2009). CPU-e Revista de Investigación Educativa. – Obtenido de http://www.uv.mx/cpue/num9/practica/romero_integracion_educativa.html

Pérez de Cuellar, Javier. (1996). “Nuestra diversidad creativa”, en Informe de la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo. Edit. UNESCO, México, D.F.

PIAGET, Jean (1973) “El mito del origen sensorial de los conocimientos científicos”, en Psicología y epistemología, pp. 85-112. Edit. Ariel. Barcelona.

RABINO, Maria Cecilia y otros, (2002) Una propuesta para secuenciar contenidos en Ciencias Naturales desde una perspectiva lakatosiana, OEI- Revista Iberoamericana de educación, Mar del Plata – Argentina

https://rieoei.org/historico/deloslectores/317Rabino.pdf

Reynaga Peña, C. G. Hernández Valencia, I., Rico Moreno, J. N., & Treviño Escobedo, D. 2013. “Educación científica de niños con o sin discapacidad visual por medio de representaciones táctiles-auditivas y actividades multi-sensoriales.” Enseñanza de las Ciencias (Número extra): 2997–3001.

Stefanich, P. G. (2001). Science Teaching in Inclusive Classrooms. Theory and Foundations. Washington, DC: National Science Foundation.

Verdugo, M. (1994) El cambio en el paradigma en la concepción del retraso mental: la nueva definición de la AAMR. España. Universidad de Salamanca.

Weissman, Hilda. (1997). “Didáctica de las Ciencias Naturales. Aportes y reflexiones”. Edit. Paidós. Buenos Aires-Barcelona-México.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: