La música y la educación

Por Facundo Sosa

Hola queridos lectores! Quiero aclarar que este artículo tiene la intención de concientizar y abrir el debate sobre la importancia de la música en la educación.

¿Qué podemos decir de la música? En mi experiencia como bajista puedo aportar que es un tipo de lenguaje muy complejo y a la vez muy fácil de absorber. Porque es un lenguaje universal y antiguo que se comunica con todos nuestros sentidos.

Ya en la antigua cultura griega, tenemos referencia de la aplicación didáctica de la misma. Lo vemos con Pitágoras y su teoría musical que relaciona esta con la matemática y la astronomía. También se puede ver en la actualidad la utilización didáctica de la misma a través del juego en los infantes. Es sorprendente ver cómo la interacción audiovisual, desarrolla el lenguaje cognitivo de los niños. Así lo podemos observar con las canciones infantiles que despiertan sus diferentes sentidos y que a la vez desarrolla su aprendizaje hacia las letras, los números, idiomas, colores y otros.

En diferentes estudios científicos, se comprobó que los bebés de meses reconocen primero los patrones de sonidos, el habla, el tono de voz y las inflexiones que se están usando antes que las palabras. Esto es un reflejo de cómo el cerebro humano ha evolucionado, gracias a esta práctica.

Hay que destacar que la música es el único estímulo con acceso a la mayoría del cerebro al mismo tiempo, comprobable por resonancia magnética desde hace más de veinte años. Se ha visto que el cerebro responde al estímulo de la música, ya que solamente con escuchar música son afectadas las áreas del habla, motoras, de comprensión verbal y espacial, entre otras.

Se ha demostrado, con investigaciones científicas, los múltiples beneficios de la música como espacio curricular. Entre ellas podemos nombrar: la fomentación de la colaboración, el espíritu crítico, el respeto, la disciplina, la interrelación de conocimientos, el aumento de memoria, la atención y la concentración. El trabajo melódico favorece la memorización de textos, la correcta acentuación de las palabras e incluso mejora la dicción. El trabajo auditivo con melodía y timbre beneficia la capacidad de concentración y el aprendizaje de otros idiomas. Mientras que la rítmica ayuda a la compresión de la matemática.

La música tiene efectos positivos en el desarrollo cognitivo, creativo, intelectual y psicológico de los niños ya que estimula el hemisferio izquierdo del cerebro, el encargado del aprendizaje del lenguaje, los números y el uso de la lógica.

Me despido lectores, esperando que este artículo contribuya a reflexionar sobre la implementación de la música en combinación con otros espacios curriculares para lograr objetivos de aprendizajes. También los invito a profundizar más en el tema e intentar desarrollar una vinculación entre la música y sus respectivas materias.

Dibujo de Carina Chacoma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: